APCI es una terapia somato-psíquica que atiende a la globalidad de la persona e integra sus distintos aspectos: corporal, mental y emocional.

La terapia individual es el lugar en el que la persona puede re-encontrarse consigo misma y mediante la ayuda del terapeuta resolver los problemas y dificultades con las que se encuentra.

El proceso de terapia ofrece la oportunidad de traspasar los bloqueos que nos generan sufrimiento y transformar las crisis en oportunidades.

Previo al inicio del tratamiento, realizamos una primera visita de exploración general y estudio de la problemática a tratar, con la finalidad de encontrar el profesional más adecuado para cada situación en particular.