terapia psicocorporal

Terapia psico-corporal

Tal como su propio nombre indica, se trata de un tratamiento de orientación psicoanalítica y corporal en el que tiene lugar una constante interacción entre los procesos energéticos del cuerpo y la mente, así como entre el paciente y el terapeuta, dando lugar a un encuadre terapéutico caracterizado por su dinamismo y capacidad de adaptación a las más particulares necesidades de cada caso clínico.

El punto de partida siempre es la lectura corporal del carácter del paciente que nos permite detectar las muy diversas formas que su cuerpo-mente ha desarrollado para protegerse de las situaciones conflictivas y traumáticas correspondientes a su experiencia infantil y adolescente. A partir de aquí, mediante una serie de técnicas corporales como pueden ser el estiramiento de las cadenas musculares posteriores y el masaje profundo sobre la propia musculatura, acompañado de la correspondiente movilización de la respiración y el sonido de la voz, procedemos a liberar los bloqueos musculares y respiratorios que nos permitirán la lenta pero progresiva liberación de aquellos impulsos y emociones que en su momento sucumbieron a la represión. Esta parte del proceso terapéutico siempre se encuentra convenientemente acompañada del correspondiente análisis de los contenidos psíquicos vinculados a los respectivos afectos y emociones expresadas con anterioridad, estableciendo los correspondientes vínculos entre la mente y el cuerpo con vistas a establecer una mejor intercomunicación entre ambos, lo que se traduce en una clara remisión de los síntomas (ansiedad, angustia, depresión, estados de tensión crónica, etc.) y un notable mejoramiento del propio bienestar.

Desde la óptica de APCI no hay enfermedades sino enfermos, esto es, personas aquejadas de determinadas disfunciones y conflictos que desean encontrar una adecuada solución a los mismos, con vistas a incrementar su calidad de vida adquiriendo una mayor flexibilidad y confort corporal, así como una satisfactoria capacidad para sentir y expresar sus afectos y emociones.

Este tratamiento es tan adecuado para la resolución de cualquier tipo de problemática psíquica (estados de ansiedad, angustia o depresión) o enfermedades típicamente psicosomáticas como pueden ser la fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica, la úlcera gástrica, el colon irritable, la hernia de hiato, cefaleas, el asma y todos aquellos desarreglos orgánicos que puedan guardar algún tipo de relación con el ámbito psíquico. En cualquier caso, las disfunciones que pueda presentar el paciente son contempladas y tratadas desde una óptica psico-corporal, esto es, desde un enfoque multidisciplinar en el que cualquier problemática siempre es abordada desde varios puntos de vista, incluyendo el correspondiente asesoramiento médico.

La terapia de análisis psico-corporal interactivo es el resultado de más de treinta años de trabajo e investigación sobre las complejas relaciones existentes entre los procesos somáticos y psíquicos, constituyendo un modelo dinámico caracterizado por una gran adaptabilidad a la problemática y particulares características de cada paciente.

En una primera visita será convenientemente diagnosticada su problemática de cara a iniciar el tratamiento con el/la profesional que resulte más adecuado/a para la resolución de la misma, ya que para el desarrollo de la labor terapéutica es de máxima importancia establecer un elevado grado de empatía con el/la profesional que tomará a su cargo la dirección de la cura. Por esta razón cuidamos al máximo que los pacientes se encuentren acogidos en un entorno terapéutico que garantice un adecuado nivel de intimidad y confianza, capaz de hacer efectivas sus espectativas.